Juan Gabriel: “Lo que se ve no se juzga”

Muchos tal vez dirán que me estoy subiendo al “tren del mame” y si tienes una capacidad limitada de racionalidad, entonces es un rotundo ““.

Se murió Juan Gabriel, esa es la noticia que todo mundo está leyendo últimamente y aunque parezca extraño, eso no es lo peor. Se murió el mexicano que ha roto más paradigmas en la sociedad mexicana y de una manera sencilla y rotunda pudo agredir a lo socialmente aceptado y lo dejó en un punto que a nadie le importaba.

“Lo que se ve no se juzga”

Así “El Divo de Juaréz”, más o menos nos dio a entender todo y a juzgar nada. Y de una manera educada diré: “Y es que antes de que estuviera de moda, Juan Gabriel ya era gay y sin gritarlo a los cuatro vientos lo portaba con mucho orgullo y México lo respetaba, lo quería y lo festejaba”

Y este es el momento en donde los puristas dicen “Estúpida, mi divo, idiota” gracioso y triste porque la sociedad mexicana: puede vivir con altos niveles de violencia, inseguridad y con incrementos cada mes del agua, el gas, la comida y la gasolina, pero jamás te atrevas a ofender a sus ídolos o sus buenas costumbres porque arde el Zócalo. (Aquí Troya no aplica)

Juan Gabriel fue capaz de revolucionar la música ranchera, la del ‘mero macho’, vestido de rosado”

Yo no soy mucho de escuchar canciones de “JuanGa” pero es indudable que más de uno se sabe al menos una de sus canciones y le importaba poco sus preferencias sexuales. Pero, ¿no se supone que en México discriminamos muy cabrón? Pues sí, y eso es lo sorprendente, creo que la magia del artista era esa, le valía tres mil kilos de prejuicios si lo juzgaban o no, y le dio justo en el orgullo al machismo mexicano cuando se volvió parte fundamental del producto nacional.

¿Qué aprendimos de este gran cantautor? 

– Que México podría ser un país sin prejuicios, si los medios le dijeran al pueblo “no hay pedo, todos somos iguales”

– Que a la iglesia no le importan tus preferencias sexuales si eres una figura pública.

– Que puedes ser representante de un país homofóbico con un traje rosa de charro.

– Y que el Palacio de Bellas Artes, es un recinto que le da la bienvenida a la música, rompiendo la barrera de los géneros y Juan Gabriel, lo hizo vestido de charro y de rosa.

En un momento en donde la música prefabricada esta a la orden del día, que la discriminación esta en un punto critico en muchos aspectos desde muchos puntos de la sociedad, se va este hombre que tal vez, sin querer cambio desde adentro de alguna manera a la sociedad mexicana.

¡Nos leemos pronto!

El Demonio Azteka

Especialista en Redes Sociales, amante de la música, del cine y de la investigación. Hago vídeos y a veces soy TELIBLE.

Be first to comment