Kevin Spacey pierde el juego de cartas

Con todo este movimiento que se esta librando en la comunidad Hollywoodense; a partir del caso Weinstein, hay varias cabezas que están rodando y muchos casos antiguos descubriendo la verdadera cara de algunos productores y actores.

Pues para no hacerles el cuento largo, Anthony Rapp acusó al protagonista de House Of Cards de acoso a los 14 años de edad, declarando que el actor después de una reunión lo invito a su cuarto y lo asechó de una manera sexual. A lo que el actor con un tuitazo contestó que no se acuerda, que eso paso hace 30 años, que es un hombre diferente y que aunque hay muchas cosas que ha ocultado de su vida privada declara que desde hace años vive su homosexualidad libremente.

Pal caso, “No me acuerdo, soy gay” a lo que todo mundo se ha vuelto loco entorno a la noticia, de que el actor es gay. ¿Y lo pederasta? ¿A todo el mundo se le olvida? Porque no esta bien aquello del acoso y mucho menos a un menor.

Y echándole más leña al fuego, todo mundo anda diciendo que Netflix sacó un comunicado que da por terminada la serie House Of Cards, por aquello de que el actor no es puro de corazón. Sin duda Netflix tiene más moral que el partido republicano.

El Demonio Azteka

Especialista en Redes Sociales, amante de la música, del cine y de la investigación. Hago vídeos y a veces soy TELIBLE.

Be first to comment