¿Por qué valdría la pena ir a ver a Guns ‘n’ Roses?

(Tip, lease escuchando Knockin’ On Heavens Door)

¿Por qué valdría la pena ir al concierto de Guns ’n’ Roses?

Las edades me indican que por lo menos, hasta tus abuelos saben o han escuchado de GnR en algún momento de su vida, y por obvias razones, tu SÍ sabes quienes son. Aunque sólo los ubiques por el greñudo de chinos que trae el sombrero ese como de mago.

A mediados de los ochentas Slash, Axl, Duff y Steve (si quieren lo dejamos como Esteban) se juntaron en Los Angeles con aires de grandeza sin saber que su sueño no tardaría mucho en volverse realidad. Un par de años después, ya con un curriculum bastante bueno y contrato con disquera, el ya muy estructurado Guns ’n’ Roses lanzó su álbum debut Appetite For Destruction en el 87’, con mas 30 millones de copias vendidas mundialmente y con tres de sus canciones entrando al Top 10 de Billboard, convirtiéndose en el álbum debut mas vendido de todos los tiempos.

Su éxito como banda duró relativamente poco, tomando en cuenta el talento nato de cada integrante. De 1987 a 1990, no les basto con giras, alborotos en conciertos y multas por destrozos en hoteles para que en el 91’ “Use Your Ilusión I y Use Your Ilusión II” vieran la luz. Dentro de este material discográfico fueron puestos un par de covers de leyendas del rock, aunque el mas destacado fue Knockin’ On Heavens Door de Bob Dylan. Con esos álbumes demostraron la consolidación de Guns como una de las mejores bandas del rock/heavy metal.

El resto es historia. Lo que pintaba para giras de años y una larga carrera discográfica, se torno gris de la noche a la mañana provocando el rápido deterioro de la banda en el 96’. Primero fue Duff y sus problemas con las drogas, lo que llevo a problemas personales con Axl. Después de esto empezaron los problemas con el resto de los integrantes.

Lo interesante acá es que las dos figuras principales del grupo (Axl y Slash) estaban peleados a muerte. Por allá dicen que fue culpa de Michael Jackson, por acá que fue por problemas con mujeres y por más allá que fue un conflicto de canciones. El punto es que se odiaban y ambos hacían declaraciones odiosas y ofensivas el uno del otro.

guns

Axl decidió continuar con Guns haciendo varias llamadas a gente del medio rockanrolero para reintegrar la banda. Se los mencionaría, pero me parecen irrelevantes por la carencia de esencia. La banda apareció y desapareció hasta el Rock in Rio del 2001 con un Axl Rose un poco pasado de kilos comparación al que la gente estaba acostumbrada a ver. Su voz mantenía ese sabor puesto en Sweet Child O’ Mine, pero no del todo. El resto es solamente un poco triste. Axl ya no tenia la misma capacidad vocal de años antes ni mucho menos el físico. Fue como si se hubiera comido a toda la banda.

Axl-y-Slash-juntos-2016

Por su parte, Slash nos siguió mostrando que el es como un buen vino. Formo su propia banda después de la desintegración de Guns, inicio proyectos, tuvo un tour completo con AC/DC… En fin. Se dedico a seguir adelante y hasta armó una banda con Scott Weiland y dos viejos conocidos: Duff McKagan y Matt Sorum, integrantes originales de Guns N’ Roses.

slash-ck

Entre tantos años, rumores, polémicas y demás, en febrero de este año se hizo más que oficial el reencuentro de casi todos los miembros originales del mítico Guns ’n’ Roses que alguna vez fuese el #1 en las listas de todo. ¿Sería ese el factor que le faltaría a Axl para brillar (al menos un poco) de nuevo?

Bueno, el reencuentro ya fue un hecho. Su primera presentación juntos de nuevo fue en el Troubadour de los Angeles. Curiosamente, ese solía ser el lugar donde empezaron a tocar por allá del 85’, y por lo que nos dice nuestro equipo de enviados especiales de TrendInc, fue un éxito total vendiendo el cupo máximo de quinientas personas.

maxresdefault

El punto es que, a pesar de que Axl Rose no sea el mismo de hace veinte años y es inapelable que Guns ’n’ Roses tampoco es, ni será lo que fue, el mero dato de que es una de las mejores bandas de rock pesado y también la banda más mediática, el hecho de que puedas contar que viste en vivo a Slash y Axl juntos, haciendo música de nuevo, es algo en lo que vale la pena invertir.

Si es que ya compraste tus boletos o estás viendo como te endeudas consiguiéndolos, tienes que ir resignado a ver a una banda que en promedio ya supera los cincuenta años y los veinte que han pasado desde que se separaron les han pesado. Guns en mi opinión es mítica. No son los mismos de hace veintitantos años, pero sumándole al evento de su reunión las peleas, mentadas de madre, odio, comentarios y kilos de más, hace de esto mucho más que solo un reencuentro.

 

Alonzo Díaz

Community Management en TrendInc

Be first to comment