S-19

Septiembre el mes de la independencia, pero que muchos sentimos que no hay nada que celebrar, y es que ya tenemos estados en donde las leyes no sirven, no se aplican, hay claramente una desigualdad de clases; donde la pobreza parece no importar, la vemos en las calles pero se ve tan normal que ya pensamos que no hay manera en que esto cambie.

El 19 de septiembre un fenómeno de la naturaleza afectó al país, sí, al país entero, sucumbió las mentes de las personas y no distinguió en pobres o ricos, las personas actuaron de una forma tan extraña que se contagió, salieron a las calles apoyar a personas totalmente desconocidas, a darles un abrazo, café, agua, comida y sobre todo: apoyo y esperanza. Nos veíamos las cara y solo esperábamos el momento de gritas de felicidad o agachar la cabeza y pedir descanso por esa persona que no podrá ver un día más.

19 de septiembre, el día que nos unió, que nos ayudo a vernos como una sociedad y vernos como un país que tiene la opción de levantarse, que esos días en los que vemos pobreza nos ocasione asco, cuando veamos desigualdad la combatamos, cuando vemos corrupción grites y digamos ¡Basta!.

Para mí el 19 de septiembre es uno de los días más tristes y qué más miedo he tenido en mi vida, pero también es un día en el cual podré decir que vi algo desconocido y eso es mi país, no lo conocía, no conocía a todas esas personas y en un momento sentí que las conocía de toda la vida.

Hay que apoyarnos, seguir apoyando y no olvidar a esas personas que hoy no están pero que en las memorias de muchos siempre estarán.

19 de septiembre. No te vamos a olvidar pero tú a nosotros tampoco.

 

…del silencio. 22-sep-2017 El pasado martes a las 13:14 un sismo magnitud 7.1 sacudió a nuestra Ciudad de México, Morelos, Puebla, Estado de México, Tlaxcala, entre otras entidades, dejó decenas de muertos y varios edificios dañados. Algunos meses atras utilizaba este símbolo de resistencia, ahora sin dejar de lado su verdadera razón se torna con nuevo significado, cito a "José García Sánchez" "Cuando el silencio es obligado, el puño emerge de la desgracia para imponerse. México tiene el puño, en la mano cerrada, con la mano en alto, una alternativa. Una esperanza. El puño es parte de nuestra memoria. Con una eterna Conquista, sin Independencia y una revolución inconclusa, México tiene en el puño un cúmulo de memoria que no se extingue ni se agota, sólo crece, lista para la hora del despertar. Es en ese puño que se cifra la esperanza y exige silencio para salvar vidas, porque con el ruido poco puede salvarse. Y hemos vivido una larga época de ruidos y distractores que impiden, prohíben, que la vida de muchos mexicanos se salve. Si el puño fuera de rabia habría más muertos, aunque más libertad. El puño en alto es el grito del silencio en el presente, pero no en el futuro. Es el espejo de una realidad encerrada en las rejas de cinco dedos que piden calma, pero no para siempre. Es la ira contenida de un pueblo que no calla por gusto, sino por necesidad. Una población que conoce sus propios tiempos y su derecho, que sabe que nadie puede arrebatarle la historia, que exige silencio efímero ante el castigo al grito y la protesta. Calla para sobrevivir ante el gran desastre. El puño en alto es decir aquí estoy, quiero vivir. Quiero sobrevivir a ese gran castigo que se impone en nuestra tierra y que no termina como condena a la pasividad y el miedo."

A post shared by I z a k ‣ P e o n ⿻ (@izakpeon) on

El Demonio Azteka

Especialista en Redes Sociales, amante de la música, del cine y de la investigación. Hago vídeos y a veces soy TELIBLE.

Be first to comment