¿Te Has Preguntado Qué Tanto Dañas Tu Piel Diariamente?

Muchos de nosotros podemos calificarnos como personas vanidosas, y sabes que éste no es un “defecto” exclusivo de una chica, es más, puedo asegurar que muchos hombres que están leyendo esto son más niñas que nosotras y siempre tratan de estar al pendiente de su rostro, de su piel y su apariencia, ¿o no?

Y como tengo que aceptarme como parte de ese club les voy a dar una pequeña lista acerca de los productos y los malos hábitos que muchos tenemos al limpiar y exfoliar nuestra piel, por qué aunque muchas veces creemos que hacemos lo correcto, a la larga la podemos lastimar más y no precisamente será benéfico para nosotros.

¡Empecemos!…

  • Uso de limpiadores fuertes:

Normalmente los jabones de tocador contienen ingredientes que son abrasivos y aunque no todas las pieles reaccionan igual y hay otras que nisiquiera se inmutan, algunos de estos limpiadores son muy grasosos. Si eres de los que cuando se lava la cara inmediatamente la sientes acartonada o en extremo seca, tienes que usar otro jabón o limpiador porque lo único que estás haciendo es eliminar la barrera natural de protección que tiene tu rostro.

La recomendación aquí es que limpies tu cara con agua micelar, aceites naturales, leches limpiadoras o cremas que no sean grasosas, sin olvidar que el mejor limpiador es el agua.

  • Tocarse la cara constantemente:

¡Y ni se diga si lo haces con las manos sucias!, además de que lógicamente llevas bacterias por tu rostro, resecas tu piel y te haces más propenso a tener acné. Es imposible que cuando nos sale uno de esos odiosos barritos no queramos exprimirlo hasta que no quede huella, pero aunque te parezca desesperante tienes que evitar tocarlo con tus uñas (sería un gran foco de infección), trata de hacerlo con un par de cotonetes con alcohol o dejar que solito se seque.

Y aquí un dato muy importante, ¡el celular también tenemos que mantenerlo limpio!, porque a pesar de que te laves las manos mil veces estando en contacto constante con tu cel, tablet o lo que sea, aumentas las bacterias ya que éstos aparatos están a la intemperie todo el tiempo, rosan superficies y nunca los limpiamos, para esto una toallita húmeda al final del día disminuirá considerablemente que dañes tu bella carita.

  • Abuso de cremas:

Y aunque en los comerciales veamos que las cremas “Anti- Edad” son excelentes antioxidantes si las usas en exceso, los componentes e ingredientes que contienen de verdad van a hacer que te lastimes mucho, porque tu piel se “quemará”. Mucho más si comienzas a acostumbrar a tu piel cuando no las necesitas, lo ideal es que empieces a hacerlas parte de tu tocador después de los 30 años, si tienes menos ¡no las uses!, puedes usar mascarillas naturales o productos que no contienen muchos químicos.

  • Comer en exceso:

Seguramente has escuchado que cuando comes grasas o demasiados “alimentos chatarra” además de subir de peso te van a salir granitos, además de tu cara puedes comenzar a sentir el resto de tu cuerpo en un tono rosaceo que no te va a gustar y además puede provocarte comezones o que tu piel se quede “marcada” con pequeños puntos rojos.

Los refrescos, azúcares y grasas son algunos de los alimentos que debes de evitar y que seguro ayudarán además de tu salud, a no dañar tu piel.

  • Exceso de exfoliaciones:

Cuesta mucho creerlo, y seguro que muchos hemos cometido el error de “limpiar” nuestra piel con ciertos productos de una manera constante, y ¿sabes que le puede pasar a tu piel?… se puede “rayar” o poner roja sacando espinillas o puntos no solo en la cara sino en todo tu cuerpo.

Lo ideal es que hagas tus exfoliaciones dos veces al mes máximo pero con productos naturales, porque el maquillaje, el medio ambiente y la contaminación, sí, dañan los poros, pero también éstos necesitan respirar de ves en cuando de esas limpiezas profundas.

farmacias_similares-mitos_del_acne

Ojo niñas, no debemos de olvidar lavar nuestra cara todos los días llegando a nuestra casa, es súper importante que la mantengamos hidratada constantemente y que la limpiemos de productos que, aunque son “necesarios” también pueden ser muy nocivos.

Y chicos, las cremas para afeitar, los rastrillos (si es que eres de esos machos alfa barba de leñador) tienen que quitarla muy bien después de afeitarse, y eso sí, ustedes tampoco se salvan, deben de lavar su rostro antes de dormir, aunque no usen maquillaje.

Si notas que tu cara tiene demasiado brillo, trata de comprar unas toallitas que son especificas para retirarlo, (o si puedes lávate), pero no lo talles con papel sanitario o servilletas, ¡puedes tapar tus poros!.

Espero que estos pequeños consejos te gusten y funcionen, si sabes de algún otro házmelo saber y lo compartimos con todos. Te mando un beso enorme.

🙂

Be first to comment