“¡Viva La Misoginia!”

Está semana fue muy grande e interesante para muchos de nosotros, pero fue especialmente exitosa para un pretexto de publicista en este hermoso país.

A mediados de esta semana, la compañía de yogurt “Yoplait” con sede en el cerebro de algún chimpancé, se despertó con ganas de hacer algo mágico y súper interesante. Se trata de una campaña en la que involucró toda la comunicación de su marca, en la que (obviamente desde el fondo del corazón) buscaba empoderar a las mujeres y comunicarles que pueden quedarse solteras hasta los 40, viajar al Polo Norte, comprar ropa cara, no depender de ningún hombre y hacerle la cena a su marido todos los días (?)
Con una melodía bastante pegajosa (aunque con letras mas forzadas que un te amo durante el primer beso) invitaba a las mujeres a brindar (con yogurt [“¡BRILLANTE!” diría el Grinch), por todas esas cosas que pueden hacer siendo mujeres…

Esto podría sonar bien intencionado, el único problema es la misoginia y mentalidad retrograda, es prácticamente de lo que está infectado el vídeo, y hablo principalmente por lo que ellos llamaron “posibles grandes logros para una mujer”, y me refiero a que en lugar de hablar de los enormes logros o talentos que todas las mujeres poseen, el escritor de esta cosa decidió acudir a la siguiente frase:

“Salgo a trabajar, ¡como mi esposo! llego destrozada ¡como mi esposo!, pero yo hago la cena”, (y aunque lo dudes, estoy citando el vídeo), antes de continuar, si no haz visto esto y quieres ser infectado por un virus mental, aquí te lo dejo y espero contar con tu dislike en el mismo.

Por alguna razón, me imagino al tipo al que se le ocurrió esto y al que claramente no voy a llamar publicista porque eso sería insultar a muchas personas que admiro, despertándose una mañana pensando: “hoy por fin sale mi (misógina, retrograda e inservible) obra maestra (pedazo de mierda) para sorprender al mundo y recibir la llamada de alguna universidad que quiera aplicar un suits conmigo y me de el titulo de publicista”, pero gracias a dios (o en lo que sea que nos haya dado la capacidad de razonamiento a CASI todos), nuestra sociedad ya no está tan perdida como hace unos años.
Desde que se liberó el vídeo han habido una cantidad innumerable de quejas y preciosas mentadas de madre (algunas increíblemente simpáticas) hacia la marca y las personas a las cuales aprobaron la idea y el presupuesto para esta, la “Mona Lisa” publicitaria del siglo XXI.

Desde el punto de vista de quien les escribe, me parece que ya fue suficiente la constante búsqueda del “empoderamiento” de las mujeres con los dientes para afuera, apoyándonos en cosas como la película “Los Caza Fantasmas” (el remake en el que en lugar de hombres son mujeres sin ninguna razón aparente) o ésta… cosa, y verdaderamente dejar de tener esa mentalidad tan estúpida como país; creo que ya es tiempo de que abran los ojos (hablando de chimpancés como el escritor de “Brindo por ser mujer”) y dejen de ver a las mujeres como un objeto de cocina, un ser inferior o un escalón para liberar un spot televisivo para (intentar) generar ventas, porque si queda algo bueno en este mundo hay dos opciones: es mujer o existe gracias a una mujer.

Para cerrar quisiera invitar al “consume oxígeno”, pensamiento Trumpsista, doble morar de pacotilla (jaja pacotilla) a que deje de contaminar nuestro ecosistema con sus “brillantes” ideas y se dedique mejor a vender “Vive 100” en el alto, donde nadie puede infectarse de su estupidez.

Besos… ¡Bye! (Si, yo inventé eso…)

Be first to comment